Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, probablemente, los referentes más importantes de la montería española.

Jornadas que se transforman también en una reunión social gracias a la costumbre de cazar entre amigos. Serranías en las que las monterías siguen teniendo sabor a tradición, respeto y generosidad.

¿Sabes que las voces de los perreros son una antigua costumbre?

Y no son emitidas de forma aleatoria. Desde los ánimos a los perros hasta los chillidos espontáneos, todo tiene su razón y momento. Los ánimos son para estimular a esos perros jóvenes algo remisos a la algarabía. Los chillidos, para espantar a las reses. Los silencios, para que los perros se orienten cuando se arranca una ladra.

Cómo se orienta un rehalero

En una mancha poblada de encinas, labiérnagas, brezos y jaras de más de dos metros, aunque haya un punto de referencia en el horizonte, es fácil que un rehalero se despiste. Gritas, esperas, tu vecino de la derecha grita también, el de tu izquierda le secunda… Si las voces son equidistantes, ¡vas por buen camino!

Dejar una respuesta

2 × 1 =