Llegamos a unas fechas en las que parece que la primavera viene empujando con fuerza, aunque aún queda mucho tiempo para acabar la temporada montera. ¡Ahora queda lo mejor!

 Tras un suave otoño y en medio de un cálido invierno, los rigores del verano quedan muy lejanos, nuestras reses y cochinos están ahítos de bellotas y hierba, fuertes, con reservas y en plena forma física. En el otro lado del espectro, los perros de recova están ahora en plena forma.

 

Los monteros debemos seguir respetando las normas de seguridad

Ahora  la caza es de poder a poder, los jarales son testigos de de las carreras más veloces y de las ladras más potentes. ¿Estamos nosotros a su altura? ¿Hemos avanzado, como ellos, en nuestro deber de mantener la seguridad de nuestros semejantes?

No bajemos la guardia en los tiros a los visos, no enmontemos los disparos, veamos y dejémonos ver. Seamos sensatos y precavidos.

Y si somos sensatos y precavidos no tendremos más remedio que demostrarlo monteando en este último y potente tramo de la temporada. Y la forma de encontrar las mejores jornadas monteras es buscando en nuestra central de reservas.

Dejar una respuesta