En ciertas monterías, aparte de la tradición y la emoción de los lances, se puede disfrutar de algunos alicientes más: la calidad de los trofeos, la garantía de los abates, el plus de una total seguridad en las posturas y la excelencia en la atención.

Ya sea por deseo de los propietarios, por la demanda de los asistentes o por motivos de romanticismo, se celebran, todas las temporadas, monterías selectas con pocos puestos, seguridad total y absoluta en la caza, cupos garantizados y, sobre todo, con calidad de trofeos.

Son monterías con servicios ‘premium’, que cuidan al máximo el trato, la agilidad de la jornada y, no cabe duda, resultan más divertidas y fructíferas. Sencillamente, son diferentes.

Una experiencia única

Al llegar, disfrutas de un especial recibimiento, con un desayuno de lujo y el tradicional sorteo atendido por personal que se desvive por complacerte. Explicaciones concretas y detalladas sobre tu postura, la compañía de un eficiente secretario y una recogida y presentación eficaz y precisa de tus trofeos, marcarán la diferencia y tus mejores recuerdos. Finalizará tu jornada con una comida digna de los mejores restaurantes. Y, sin prisas, lo bueno se ha de disfrutar…

Dejar una respuesta

catorce + dos =